Las claves para tener éxito en la organización de un evento

claves para organizar eventos

En los últimos tiempos estamos asistiendo a un importante desarrollo en el sector de los eventos, una actividad que mueve cada año miles de millones de euros tan solo en nuestro país. No obstante, la falta de experiencia o incapacidad para delegar eficazmente el trabajo puede llevar al traste todos nuestros esfuerzos.

Hay que tener mucho cuidado con las actividades que salen mal, ya que podrían tener el efecto contrario al que andamos buscando y repercutir negativamente en la imagen de nuestra marca. Por ello, en la entrada de hoy os vamos a mostrar una serie de consejos acerca de cómo organizar eventos con éxito.

¿Qué beneficios proporciona la organización de eventos?

Las actividades llevadas a cabo en el ámbito de la empresa son de inestimable ayuda para fomentar el compañerismo y el trabajo en equipo. Proporcionan un entorno laboral más agradable y mayor implicación con nuestra marca. Cuando se hacen de puertas a fuera, estos eventos proyectan una imagen positiva ante nuestros potenciales clientes, incrementando el volumen de negocios y propiciando el crecimiento de nuestra compañía con el apoyo de experiencias reales.

¿Cómo organizar un evento?

Ya sea un evento deportivo, social o comercial, nuestra intención debe ser crear una propuesta atractiva capaz de atraer y sorprender a los asistentes. Las reuniones internas, convenciones, team building y otras actividades son muy importantes en este sentido, aunque siempre tendremos que tener en cuenta el presupuesto final con el que contamos.

Esto nos lleva a nuestro primer punto: la inversión realizada en la creación y promoción de un evento puede llegar a ser muy costosa, sobre todo si implica la contratación de personal externo como seguridad o azafatas. Antes de gastar para nada un montón de dinero, deberíamos echar un vistazo a las actividades que ya hay programadas en nuestra ciudad, para así estar seguros de que no hay propuestas similares que podrían dejarla en un segundo plano. En caso negativo, quizás sería buena idea retrasar el evento o crear una temática totalmente nueva.

Repercusión mediática

Ten claro el mensaje que quieres transmitir, el público al que está dirigido, así como los valores y conceptos que quieres desarrollar en los mismos. ¿Tu evento es simplemente para pasárselo bien o está centrado en conseguir la mayor repercusión mediática posible? En un mercado tan saturado de ofertas como el actual la competencia es enorme y destacarse del resto no suele ser una tarea sencilla.

Aunque tu idea sea muy original y atractiva, el éxito va a depender en gran medida de aspectos relacionados con la organización y logística. Elige empresas especializadas en estos temas y con reputación en el sector, ya que de lo contrario podrían surgir innumerables contratiempos durante el desarrollo del evento, que difícilmente son solucionables en el momento.

Consideraciones finales

Define bien el objetivo de tu evento, el target de público, medios y presupuesto con el que cuentas. Delimita el tiempo que requiere cada actividad y plantea jornadas que no estén exentas ni sobrecargadas de trabajo, equilibrado las partes teóricas, como una charla, con actividades más interactivas. El objetivo es que la experiencia de los asistentes sea perfecta y puedas sacar conclusiones muy valiosas para aumentar la competitividad y difusión de tu marca.

Solicita información